Dueños de mascotas con dolor se aprovechan para conseguir pastillas contra el dolor

Los dueños de mascotas que buscan drogas se aprovechan de los animales para obtener píldoras para el dolor

 

Últimamente, los veterinarios han tenido que estar atentos a la conducta de los dueños de mascotas que buscan drogas..

Con todos los adorables videos de perros que se comparten en las redes sociales como en Facebook y twitter, es difícil creer que algunas personas llegarían a lastimar a su propia mascota para conseguir medicamentos para el dolor que ofrecen las clínicas veterinarias. Sin embargo, los veterinarios se están dando cuenta que este tipo de comportamiento y abuso de analgésicos animales es una realidad, y algunos dueños de mascotas están preparando un historial que les permita obtener pastillas con prescripción médica, comportamiento que los médicos han tenido que mantener por años.

“Nunca pensaríamos en personas que usan o abusan de este tipo de drogas “, nos cuenta el Dr. Duffy Jones, propietario de Peachtree Hills Animal Hospital.

“Normalmente creemos lo que la gente nos cuenta sobre el uso o abuso de estas drogas ya que no queremos una mascota con dolores, pero ahora estamos tomando una mirada un poco más crítica para saber exactamente cómo es el cliente y cómo es el perro – ¿si se ajusta a la realidad?”

 

Estar al tanto de estas técnicas de abuso animal no es nada nuevo para los veterinarios, pero las mascotas que vienen con lesiones en repetidas ocasiones ahora se encuentran con un nuevo nivel de vigilancia. Estamos buscando cosas que no encajan “, dice Jones. “Cuando empezamos a interrogar al dueño, vemos la reacción del dueño.”

Las grandes señales de alarma que los veterinarios buscan incluyen la negativa del propietario a revelar los registros médicos de la mascota o pedir medicamentos específicos por su nombre. El tramadol, un medicamento para el dolor opioide más leve, es una petición muy solicitada, según informes veterinarios de todo el país.

No son sólo los abusos físicos lo que buscan los veterinarios, sino también el consumo más rápido de la medicina. Las recetas se están consumiendo más rápido o se ha informado de que se han derramado varias veces “, agrega el Dr. John Gicking, un veterinario con sede en Tampa, Florida.

 

 

Heather Pereira, una mujer de Kentucky de 23 años de edad, supuestamente le hizo un corte a su perro con navajas de afeitar para obtener un medicamento para el dolor llamado tramadol en 2014. El golden retriever de Pereira, Alice, fue llevado al veterinario durante varias ocasiones durante un periodo de tres meses. La “limpieza de los cortes” en el perro, junto con el hecho de que Pereira pidió específicamente a los veterinarios principalmente Tramadol -quien sospechaba que Pereira estaba haciendo cortes con una navaja de afeitar- que llamaran a la policía y reportaran el incidente. Pereira finalmente confesó a la policía y fue acusado de tres cargos de tortura animal. El perro de Alice ahora vive con una familia adoptiva.

 

En Oregón el año pasado, una redada llevó a capturar alrededor de 100.000 píldoras de Tramadol y el rescate de más de una docena de perros, informa WTSP.

En el Peachtree Hills Animal Hospital, Jones dijo que no habían pensado que alguien había estado abusando del animal sólo para conseguir las drogas. Pero él cree que ha habido algunos que están tomando el medicamento de su perro y lo están reabasteciendo antes de tiempo.

Es igual de grave porque si un perro tiene dolor, realmente los necesita “, dijo Jones.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *